Buscando a Ricardo III

17 06 2016

Buscando a Ricardo III es un documental realizado en 1996, dirigido por Al Pacino, y protagonizada por el mismo, que  sigue al actor en la recreación de la tragedia “The Life and Death of King Richard III” escrita por Shakespeare en el siglo XVI

Ricardo III es el protagonista de la obra de Shakespeare, que está contextualizada en la Guerra de las dos rosas, el hermano menor del Rey Eduardo IV y de Jorge Clarence, heredero al trono. Ricardo III es presentado en la obra como un hombre ambicioso y envidioso, dispuesto a todo para acceder a la corona. Su apariencia física es la de un hombre encorvado y físicamente poco agraciado, lo que no es coincidencia, puesto que el autor aparentemente buscó exacerbar sus condiciones físicas en relación a su personalidad y ambiciones letales.

Es por esto, que al observar a Al Pacino caracterizado con una joroba, bajando las escaleras de lo que aparenta ser un museo, en el inicio de la filmación, es que es fácil darse cuenta que la recreación de la obra literaria no irá dirigida netamente a la actuación de los diálogos en un escenario ambientado en el siglo XVI. Si bien la historia ocurre de forma lineal respecto a la tragedia, comenzando con la introducción de los personajes y sus respectivas historias, además de las artimañas del protagonista para llegar al trono, y finalizando con un Ricardo III derrotado, gritando la ya conocida frase “Un caballo, un caballo, mi reino por un caballo”, en sus intentos desesperados por escapar de su destino.

En el transcurso del largometraje, Al Pacino va conectando la historia de Ricardo III con lugares históricos, ya fuese museos, o sitios donde se haya realizado la obra dramática anteriormente e inclusive escuelas, realizando monólogos de los diálogos de Ricardo III que anteceden las escenas donde ya está personificando a su personaje, en una escena ambientada, con tintes teatrales, escenas que se repiten con el resto del reparto invitado del documental (entre ellos, conocidos actores como lo son Alec Baldwin o Kevin Spacey, y actrices como Winona Ryder y Penelope Allen).

 

A pesar de llevar un dinámica algo experimental en cuanto al desarrollo de la historia, es en este punto donde uno se pregunta, si dentro de una historia de más de 5 siglos, no es reiterativo contar la misma historia de la misma forma que se ha hecho anteriormente. El mismo Al Pacino comenta que él ha actuado la obra literaria tres veces anteriormente, y que a pesar de la trascendencia de la obra misma durante todos estos años, pareciera que es el lenguaje extenso en sinónimos y adjetivos e inglés antiguo con los que se expresa Shakespeare en sus obras, lo que mantiene en la ignorancia a la generación moderna respecto a las obras del autor y el significado que subyace en ellas, que descontextualizado de este lenguaje desconocido para algunos, retrata las mismas ambiciones de poder y vejaciones en la búsqueda de este que se han recreado durante generaciones en distintas expresiones del arte. Es por tanto, la expresión final del documental, poder narrar finalmente la historia de Ricardo III desde un narrador más lúdico, Al Pacino, y que permite dar a entender la historia desde la emocionalidad que le es causada la obra de Shakespeare, un formato diferente a la clásica actuación teatral.

Si es esta fórmula finalmente eficaz, es algo que solo el espectador como individuo puede concluir.

 

 

Amanda O. C

Equipo Cine Club Universidad de Chile

2016

 

Comparte:
Facebook Twitter Tumblr Email

Acciones

Informacion

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>




Social links powered by Ecreative Internet Marketing