Laberinto y David Bowie: Un personaje legendario en una película de culto

17 05 2016

David Bowie fue un personaje complejo, tanto así que hizo de su propia muerte una obra de arte a través de su poderoso álbum final “Blackstar” (2016). Con su repentina partida se convirtió no sólo en uno de los artistas pop más importantes de los últimos años sino que también en una figura legendaria y trascendental cuya influencia seguramente quedará plasmada por mucho tiempo. Bowie como artista fue extraordinario y multifacético, esto se refleja en la abultada cantidad de material que dejó como evidencia indiscutible de su talento pero también en la variedad de estilos, géneros y formatos, tanto musicales como audiovisuales en los que experimentó. Como uno de sus tantos legados nos dejó algunos personajes que con el paso del tiempo se convirtieron en figuras de culto, entre ellos están Major Tom, The Thin White Duke, Ziggy Stardust o el excéntrico Jareth, antagonista en la película “Laberinto” (1986) dirigida por Jim Henson.

“Laberinto” no es una película que quiebre esquemas en ningún ámbito, ni siquiera en su creativa técnica de animación de muñecos y marionetas que ya había sido probada por Jim Henson en “El Cristal Oscuro” (1982). Tampoco en la historia que cuenta ni en su estructura narrativa que nos recuerda obras como “Alicia en el país de las maravillas” (1951) o “El mago de Oz” (1939), todas películas comerciales que se desarrollan bajo el modelo clásico de tres actos pero que son contadas desde un mundo fantástico, lo cual le brinda ciertos elementos aparentemente experimentales o surrealistas al producto final.

De cualquier forma este filme estaba destinado a convertirse en un objeto de culto, una de las principales razones para esto se encuentra en la gran cantidad de talentos de la industria pop que se reunieron en ella, partiendo por el mismísimo Henson, la mente brillante detrás de los “Muppets”; también George Lucas como productor, Jennifer Connelly como protagonista, Terry Jones como guionista, Trevor Jones en la composición musical o Arif Mardin en la producción musical. Sin embargo la figura más icónica y reconocible, con la cual “Laberinto” aseguró su estatus de culto, es David Bowie quien además de cumplir bien actoralmente en uno de los roles principales del filme, lo llena de canciones pegajosas de principio a fin.

En gran parte es gracias a la figura de Bowie que la película termina siendo un testimonio vivo de la estética de una época, esto se evidencia a través de ciertas marcas presentes en varios elementos cinematográficos como los tipos de planos, la utilización del zoom, los efectos especiales, el maquillaje y los peinados pero sobre todo en la música del británico que mezcla instrumentos tradicionales con sintetizadores ochenteros los cuales nos llevan directo a una etapa particular en la vida artística de Bowie en la que aparecieron dos discos: “Tonight” (1984) y “Never let me down” (1987). Esto también tiene sus contras ya que como todo objeto pop la película está expuesta a ser juzgada en el ámbito del gusto, condicionada por el tiempo. Tras la aparición de nuevas tecnologías tanto en lo cinematográfico como en lo musical, “Laberinto” pareciera estar añeja en algunos de sus elementos los cuales podrían catalogarse dentro de lo kitsch. Lo último le brinda un aura nostálgica a la película, sentimiento que solo se potencia con la muerte de Bowie.

Más allá de la estética o el gusto no hay que olvidar que “Laberinto” es una película infantil llena de grandes lecciones y ahí recae su mayor valor. La protagonista de la historia es Sarah quien vive un mal momento tras la separación de sus padres. Su madrastra le pide que cuide a su pequeño hermano Toby, quien es apenas un bebé pero Sarah se siente utilizada, a esto se suma que descubre uno de sus juguetes favoritos en la habitación de Toby. Su enfado es tan grande que desea que Toby desaparezca, lo cual sucede cuando Jareth el rey de los Goblins lo secuestra. Para recuperar a su hermano, Sarah debe llegar al castillo de Jareth que se encuentra al final de un laberinto a través del cual debe ir superando muchos obstáculos y conociendo extraños personajes. En el laberinto todo es inesperado y nada es lo que parece lo cual provoca en Sarah un desconcierto inicial pero a medida que avanza en su viaje se da cuenta de que cada problema tiene su propia lógica y es necesario descubrirla y adaptarse a ella para lograr su objetivo.

Sarah se dará cuenta de que, aunque sea doloroso admitirlo, la vida está llena de cambios a los que hay que adaptarse, que a veces podemos encontrar injustos, ilógicos, innecesarios pero que finalmente son inevitables. Lo que debemos hacer es aprender a naturalizar la idea de que los cambios son parte de nuestras vidas para poder controlarlos en algún punto y convertirlos en algo positivo. Pero Sarah no aprende esto sola, hace el camino del laberinto apoyada constantemente en un grupo de amigos que se va formando en la medida que avanza hacia su objetivo final. Sarah se da cuenta de que la solución a sus problemas está en si misma y que para ser más feliz debe desarrollar su inteligencia, su fuerza de voluntad y su autoestima, además de valorizar también a aquellos que más la quieren: su familia y amigos.

“Laberinto” enfrenta a los niños a una realidad que a veces puede ser dura, alejándose de la idealización frecuentemente utilizada en los cuentos de hadas y princesas en donde todo se puede solucionar con una varita mágica o un beso romántico. A través de una estética más oscura, un sentido del humor inteligente y una historia entretenida, invita a los niños a buscar sin miedo su propio camino entre aquello que les parece extraño, desordenado y caótico, que al final no es nada más ni nada menos que la vida.

Por Felipe Garrido G.

Equipo Cine Club U de Chile – 2016

Comparte:
Facebook Twitter Tumblr Email

Acciones

Informacion

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>




Social links powered by Ecreative Internet Marketing