“Dungun, la lengua”, la fuerza de cambio en el agente social.

25 11 2015

Desde la vuelta a la democracia nuestro país ha desarrollado como política oficial (al menos en el papel y el discurso) la inclusión de la diversidad de culturas que habitan el territorio chileno y si bien sabemos que aún existen grandes malestares y conflictos en nuestros pueblos originarios, la sociedad chilena se ha encargado de reconocer cada vez más su existencia y validación.

La tendencia hoy en día nos muestra que son los actores sociales quienes han ido reconfigurando la manera en que los chilenos nos enfrentamos a este tema y no tanto las inefectivas medidas de gobiernos que no siempre están en sintonía con los objetivos y la praxis de las comunidades.

Los mapuche son un buen ejemplo de ello, con el paso de los años han logrado efectivamente revertir la discriminación hacia su cultura y rescatar sus tradiciones, organizando a los hijos y nietos de aquellos que migraron hace décadas hacia las grandes ciudades como Santiago y que por mucho tiempo tuvieron que ocultar su identidad y avergonzarse de sus raíces. Elba Huinca, la protagonista del documental, es miembro activo de la comunidad mapuche en Lo Prado y busca reivindicar su cultura a través de la enseñanza de su lengua: el mapudungun, esto en un curso de 1° básico de una escuela municipal.

“Dungun: la lengua” (2012), el más reciente trabajo de Pamela Pequeño, tiene una estructura narrativa sencilla. Sigue principalmente a Elba durante un año separando la obra en 4 capítulos que nos muestran el cambio de las estaciones, comenzando con pewü (primavera) y culminando en pükem (invierno), el final del documental entonces coincide con la celebración de we tripantü (año nuevo mapuche).

El gran valor del documental reside en la buena elección de Elba como personaje, quien a pesar de las adversidades lucha con pasión y cariño por inculcar en estos niños el valor de una cultura que sirve como base para la identidad de la mayoría de nosotros los chilenos y que por mucho tiempo se mantuvo marginada de las aulas.

Esta profesora nos recuerda a la destacada Alicia Vega en “Cien niños esperando un tren” (1988) de Ignacio Agüero, que en un contexto histórico diferente también hacía descubrir algo nuevo a un grupo de niños curiosos y enternecedoramente desordenados, en ese caso era la magia del cine. Podríamos decir que Elba logra finalmente que este grupo de pequeños estudiantes descubra a través del mapudungun, la magia de una cultura que a pesar de pertenecerle a cada uno de ellos, pareciera ser algo ajeno o exótico, algo que nos fue arrebatado en algún punto de la historia, algo que es urgente recuperar. Pero no solamente vemos a Elba esforzándose por enseñar, también hay algunos momentos emotivos en los que la vemos regresar a la tierra de sus ancestros, relacionándose de manera íntima con la naturaleza y con parte de su familia.

En sus aspectos técnicos el documental cumple de manera correcta sin destacar demasiado en algún área específica y en general desarrolla secuencias entretenidas aptas para cualquier tipo de audiencia. Cabe mencionar que esta obra se produjo en el marco del programa DocTV Latinoamérica y fue pensado como un documental televisivo.

“Dungun” demuestra que la fuerza que ha alimentado los cambios políticos de los últimos años en Chile está principalmente en la organización de los agentes sociales, en las muchas pequeñas acciones e iniciativas que se desarrollan de manera anónima y valiente en los rincones menos sospechados.

Felipe Garrido – Equipo Cine club 2015

 

Comparte:
Facebook Twitter Tumblr Email

Acciones

Informacion

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>




Social links powered by Ecreative Internet Marketing