Johnny Cien Pesos: el conflicto de la transición

26 08 2015

Después de realizar una extensa labor en el cine y televisión en el extranjero, Gustavo Graef – Marino vuelve a Chile con el retorno a la democracia. En un contexto donde asumía Aylwin y comenzaba una “nueva” etapa para la construcción político y social del país, que no deja de ser conflictiva a nivel interno.

El 10 de octubre de 1990,  un joven de 17 años Marcelo de Jesús Gómez Lizama junto a un grupo de hombres realizaron un asalto con rehenes a una casa de cambios de un departamento en la calle Estado. Este suceso se convirtió en la inspiración de Greaf-Marino para realizar su primera película en el Chile de la transición.

El director toma el hecho y los transforma en un thriller policial que recuerda a Tarde de Perros de Sidney Lumet. Llena de acción, intriga y un ritmo entretenido donde se va articulando un montaje paralelo en lo que sucede dentro del video club/casa de cambio con los asaltantes y sus rehenes y lo que pasa afuera con una prensa alarmista y un gobierno que duda en la acción policial/militar debido al contexto de los primeros meses de democracia.

Marcelo ahora es Johnny, un joven de una población de Recoleta que piensa que con este asalto podrá surgir, debido a las ideas que les mete en la cabeza el grupo de asalto. Johnny es temeroso, no sabe bien usar un arma y suda constantemente por el miedo de caer en “cana”. Johnny representa esa “generación adolescente desorientada y que además había sido estupidizada por la dictadura” (Graef – Marino)

Por otro lado, está la prensa. Que da sus primeros pergaminos a la noticia alarmista, a la grabación en vivo de los sucesos y a la búsqueda farandulera de los testimonios de la madre de Johhny o sus compañeros de curso en el colegio. La representación de un antecedente crítico a lo que será la prensa desde este periodo hasta la actualidad.

Y por último un gobierno que vive con la presión del fantasma de los militares, que aunque no se ven, presionan desde la imagen hasta la frase “sino, lo podemos volver a hacer”, por esto mismo, para La Moneda es un conflicto lo que ocurre con el asalto, por que sacar a militares a recuperar a los rehenes es un mensaje complejo para la sociedad.

Es precisamente estos puntos, lo que hace de Johnny Cien Pesos una película que trasciende. Que si bien se toma de una noticia real,  Graef – Marino logra introducir elementos críticos del contexto socio político que se vivía en los primeros años de la transición. Y que al verla en la actualidad, cobra sentido al ver como hay elementos que no han cambiado en todos estos años.

 

Daniel Miranda

Equipo Cine Club 2015

Comparte:
Facebook Twitter Tumblr Email

Acciones

Informacion

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>




Social links powered by Ecreative Internet Marketing