Amnesia: libertades, olvidos, memorias, ganadores…

5 08 2015

Complejo resulta hablar a estas alturas, con una distancia de 25 años (que en realidad es nada en cuanto a procesos de cambios sociales, aunque no es menos cierto que en 17 años el panorama cambió bastante), sobre un tema ya tantas veces abordado, discutido en sus análisis, sin caer en el autoplagio o en un discurso de convencidos para convencidos. Ello es lo que me ocurre al hablar sobre la Dictadura chilena, la pregunta por cómo mirar desde un nuevo lugar aquello ya tantas veces visto. Cómo ver, o ser capaz de hacerlo, a través de una rendija antes no percibida o revelada.

 

El cine, con su capacidad, no muchas veces explotada, de hacer visible aquello que es invisible, lo que se pasa por alto envuelto en el cotidiano, ofrece esta posibilidad de ver nuevas aristas. Al igual que con la historia, un acto de poder, importan menos los hechos que la interpretación e historia, valga la redundancia, que se construya sobre ellos.  El Capitán Mandiola  (Nelson Villagra), ya lo hacía notar, la historia la hacen los ganadores, ellos la escriben y la perpetúan…hasta que pierden, podríamos agregar nosotros.

 

La pregunta que plantea “Amnesia”, o al menos una de ellas, es quién finalmente es ese ganador o ganadora, quién gana luego de esta guerra nunca esclarecida en el film, pero que a primera vista podemos asociar con la Dictadura cívico-militar chilena. Difícil creer que lo hace alguien en este campamento abandonado en el desierto, en donde militares y prisioneros prácticamente constituyen una comunidad, con relaciones anormales, pero perfectamente funcionales en dicho contexto, en donde los límites de la normalidad se ven extendidos, y aquello que hoy puede parecer una locura (Zúñiga lo repite con insistencia, como tratando de autoconvencerse, para escindirse de culpa frente a Ramírez), antes no lo era tanto. El campamento era un delirio casi, pero nadie lo percibía como tal.

 

El ganador es invisible, sólo lo escuchamos. No es el que hace el trabajo sucio, “sólo” lo ordena. No tiene rostro, sólo voz,  como una suerte de dios que define la suerte de estos hombres y mujeres. Es el Perro Marambio, quien espera obediencia absoluta e inmediata a sus órdenes, las mismas que sirven a los soldados para rehuir responsabilidades. Ellos solamente obedecen, es su trabajo.

Desde luego no podemos caer en el juego de que aquellos que “sólo obedecen” órdenes son víctimas. Tal vez los de menor rango podrían caber en esta categoría, algo siempre en discusión. La libertad requiere de un marco mayor al individuo para ser tal, no depende únicamente del yo, pero no es menos cierto que existe un margen para la autodeterminación, de lo contrario está el peligro de caer en que nadie es responsable por nada, dado que siempre se podrá responsabilizar a las condiciones materiales, sociales, valóricas, por lo hecho o no hecho. Ramírez necesitaba recuperar ese control sobre sí mismo, que considera perdido en el desierto, y decide no matar a Zúñiga, sino dejarlo en ese limbo, en donde vivir o morir ya no pareciera depender de él. La incertidumbre lo “mata”.

 

Amnesia nos coloca, tempranamente, en las disyuntivas de los primeros años. Opta por la alegoría, para decir lo que no se puede decir, o resulta complejo, producto de las condiciones del momento en el país, mas podemos identificar que nos habla del Chile de ese momento (incluso el de hoy), con los torturados y torturadores co-gobernando y haciendo tratos; los que dieron órdenes seguros de ser intocables, y los que las siguieron, escudándose en las mismas.

 

Las ideas que quedan dando vueltas son muchas, las preguntas también. ¿La víctima es siempre víctima, el victimario siempre victimario? ¿Se estaba tan loco en ese momento? ¿Acaso es mejor olvidar? ¿Quiénes son los ganadores al final del día?…

 

 

Carlos Molina González 

EQUIPO CINECLUB 2015

 

 

 

 

 

Comparte:
Facebook Twitter Tumblr Email

Acciones

Informacion

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>




Social links powered by Ecreative Internet Marketing