La intimidad como reflejo de un contexto

17 06 2015

Los años noventa en Chile, pueden caracterizarse como la transición de un régimen dictatorial a uno con  pretensiones más democráticas. Las particularidades de esta transición, consistieron en no alterar la Constitución que fundamentó esa dictadura y en mantener la política económica prácticamente igual. El modelo, había dado resultado en cifras positivas para la economía nacional. Cifras, que se concretizan en una desigualdad de ingresos abismal y que reflejan un “desarrollo” que ha favorecido a unos pocos.

En este panorama, es desde donde es necesario abordar Cuentos sobre el futuro (2012) de la documentalista Pachi Bustos (Actores Secundarios y Ángeles Negros). La película, muestra la actualidad de Angelina, Elizabeth, Axel y Orlando, quienes en su niñez participaron en un taller de video realizado por estudiantes universitarios (entre los que se encuentra la propia realizadora) que tuvo lugar en la población Los Navíos, en Santiago, durante los años noventas. De este taller surgió Chinoticias, un noticiero infantil con carácter barrial.

El filme se estructura a partir del uso de material de archivo extraído de las cintas en las cuales Chinoticias fue registrado (primeros años de los noventa y 2001) y desde el “hoy” de los personajes. El uso de material de archivo, propone, en cierto sentido, un ejercicio de comparación para el espectador. Sucede en dos momentos: la infancia y la adolescencia, existiendo siete años de diferencia entre un etapa y otra. Dejando de lado el presente de los personajes, lo rescatado desde las cintas evidencia por sí solo el truncamiento de los sueños infantiles producto del paso a una juventud en un entorno que predestina a sus habitantes.

Retornando al presente, los sueños ya son otros: conseguir un empleo, construir una casa, mejorar la salud de un bebé y augurar un futuro próspero a una hija con la cual no se vive. A medida que la película avanza, es posible identificar problemáticas que son consecuencias de un desarrollo económico desigual: empleos precarios, poca o nula existencia de mecanismos de ascenso social, drogadicción, hacinamiento, un sistema de salud burocrático, etc.  A priori, podría tratarse de una historia que suscitaría a la lástima por parte del espectador. Pero, la película mantiene un tono caracterizado por la naturalidad (aporta en esto la banda sonora, a cargo de Manuel García), que bien podría funcionar como un reflejo de la percepción que estos cuatro adultos tienen respecto a su presente.

Se abordan entonces, las consecuencias de la desigualdad, pero desde el punto de vista de la cotidianidad de los personajes, alejado de una pretensión académica o política, instancias en las cuales queda relegada esta temática. Esto es, quizá, lo que hace atractiva a esta obra, ya que no se pretende evidenciar la injusticia a través de un análisis exhaustivo del contexto actual: basta con mostrar la intimidad de los protagonistas para poder llegar a la realidad de un país.

En conclusión, Cuentos sobre el futuro, si bien presenta la historia de cuatro personas con sus particularidades, es el reflejo de los sueños y de la reproducción de la desigualdad, que en este Chile, afectan a toda una clase. Una clase trabajadora, que en este país con pretensiones de alcanzar el desarrollo, parece ser invisibilizada y carente de oportunidades realistas, pero que -como indica la sinopsis- donde a pesar de todo, los sueños permanecen.

Por Fernando Vergara R.

Equipo Cine Club 2015

Comparte:
Facebook Twitter Tumblr Email

Acciones

Informacion

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>




Social links powered by Ecreative Internet Marketing