Lenguaje e Imagen: McLaren, Low y Haanstra

18 06 2014

Neighbours – Norman McLaren (1952)

Este director juega mucho con la experimentación en el propio celuloide, lo que se aprecia directamente en esta pieza audiovisual, ya que el sonido fue realizado con la técnica de “Film directo”, la cual consiste en rayar, pintar o componer sobre el propio celuloide, lo que hace inseparable lo que vemos de lo que oímos. McLaren también es uno de los pioneros del cine de animación y en Neighbours podemos apreciar lo que se llama como “Pixilatión”, que es la técnica del stop-motion pero con personas reales. Pero más allá de los detalles técnicos,la genialidad de este cortometraje consiste en su mensaje.

Se trata de dos vecinos que tienen una casa igual que la otra, la misma silla, las mismas ropas, sólo que va variando la paleta de colores. Uno tiene corbata, el otro corbatín. Se sientan de la misma manera y leen el mismo diario. Uno dice “Peace certain if no wars” y el otro “War certain if no peace”. Todo parece muy armónico y simétrico, hasta que en medio de su patio nace una hermosa flor, la cual provocará un conflicto que al parecer no tiene final feliz. Si bien en su contexto, fue una clara alusión a la segunda guerra mundial, el mensaje ha ido mucho más allá y lo simbólico de cada elemento puede tener muchísimas interpretaciones. ¿Qué es la flor realmente? Lo cierto es que es un objeto fascinador, una belleza que convierte al hombre en una bestia.

 

Blinkity Blank – Norman McLaren (1955)

Nuevamente McLaren juega con la seducción del movimiento y la música. Esta vez trabajando desde lo abstracto, aplicando la misma técnica de rayar directamente el celuloide y coloreando cada fotograma. Dos colores: Rojo y Azul se convierten en formas abstractas que juegan con el imaginario de cada espectador, las formas y movimientos tan atrayentes, van danzando junto a una música vanguardista. Separado por pequeñas elipsis, unos frames en negro, McLaren va haciendo visible el invento del cine, y a través de sus formas nos hace reflexionar sobre cómo vemos el mundo desde el celuloide.

Corral – Colin Low (1954)

En el cortometraje vemos la típica figura del vaquero del lejano Oeste de EEUU, pero lo interesante es que a través de las imágenes se nos muestra un proceso que es mucho más universal y que nos remite a una tradición del ser humano: Domar a un caballo. Este hermoso animal que obviamente no convive con los hombres, posee una naturaleza salvaje que se contradice con lo que busca un jinete, es por esto que no es fácil lograr llegar a una armonía entre estas dos especies, en donde caballo y hombre deben dejar de ser ellos mismos para convertirse en uno solo, anulando la libertad. Todo esto acompañado por dos guitarras que realzan de un modo romántico a la figura del vaquero.

Espejos de Holanda – Bert Haanstra (1950)

Seguramente el reflejo en el agua ha inspirado el imaginario de muchas personas, ya que es realmente fascinador el cómo se llega a percibir el mundo desde allí. Espejos de Holanda es un cortometraje documental que muestra a través de un lirismo cinematográfico, una Holanda que se sumerge en sus aguas. El molino gira y con ello gira la cámara, para descolocar por completo al espectador. Lo que vemos ya no es un reflejo, sino otra versión de nuestra realidad, un mundo paralelo que danza con las ondas que el viento provoca en el agua, dibujando y desdibujando constantemente los edificios y a su gente. Haanstra nos deja ver a través de su cámara, este encantador, sagaz y selecto universo que sólo es posible en el reflejo.

 

Glas – Bert Haanstra (1958)

El vidrio es otro de los elementos que causan cierta curiosidad con su forma, la que logra diversos tamaños, colores y pesos. Haanstra realiza este corto documental, captando el arte de hacer el vidrio a través de un ritmo y humor propio del autor. La obra hace una precisa y divertida combinación entra la música y la imagen, logrando una analogía entre el Jazz y los soplidos de los artesanos. Pero cuando pasamos a la secuencia de las máquinas, el ritmo y el estilo cambian, dando cuenta de que es mucho más fascinante y especial el trabajo artesanal que el robótico, si bien ambos son monótonos, éste último produce cierta calidez que no posee ni poseerá la máquina.

 

 

Isidora Torrealba

Equipo Cine Club

Comparte:
Facebook Twitter Tumblr Email

Acciones

Informacion

Una respuesta a “Lenguaje e Imagen: McLaren, Low y Haanstra”

2 07 2014
Adriana Goñi Godoy (@antropomemoria) (13:28:56) :

Excelente. Muchas gracias

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>




Social links powered by Ecreative Internet Marketing