Fando y Lis: los dramas y temores creados por compartir la realidad.

15 04 2014

Alejandro Jodorowsky es como una impresora multifuncional: imprime, es fax, escanea, manda correos y una serie de cosas que ni necesitas. En sus años anteriores ya había hecho de todo y con una leve popularidad con su movimiento Pánico. Ahora,  ¿Por qué saltar al cine? Y, ¿Por qué hacerlo en México y no en la sofisticada Francia, donde ya tenía su público fiel?

¿Por qué México, esa tierra loca, eléctrica como si el suelo estuviera vivo, ayudó a Jodorowsky a lograr en su saga de películas hechas en ese país lo más próximo a un “cine chamánico”? Fando y Lis fue su primera aproximación en que introdujo los elementos que vendrían a ser una constante en su obra posterior como lo son la magia, complejo de Edipo, droga violencia estética y gráfica, sexualidad, surrealismo, etc… estos temas casi le costaron un linchamiento, liderado por el cineasta Indio García disparándole con su revólver (parece que en México se acostumbra ir al cine con revolver) y si no fuera por Roman Polanski esta tal vez hubiera sido su primera y última película.

Fando y Lis, al igual que todo el cine de Jodorowsky, además de incluir elementos ya utilizados en el movimiento teatral Pánico, tiene notorios inicios de  la psicomagia y una antesala a grandes ambiciones épicas surrealistas.

 

La trama de la película es sobre las aventuras de Fando y Lis para llegar a Tar. Fando es un hombre con una bipolaridad, que simbólicamente transporta en  una carreta a Lis en este viaje metafísico. La cinta, road movie bruja, es  una historia con muchas referencias de la mitología griega y otras claras alusiones como el mito de Orfeo y su descenso al infierno.

Todo es psicodélico, es violento, es visceral. Todo es desproporcionado como la irrealidad (o la realidad). Jodorowsky y Fernando Arrabal en este film mejicanizan  muchos elementos de la tragedia griega, llevándola a otras dimensiones mas chamánicas, mediante métodos aditivos para jugar con la realidad tanto matemáticos como lógicos (negar la realidad, sumar elementos, restaros, dividirlos, multiplicarlos muchas veces, etc.). Trata de llevar todo estos elementos surrealista a atmosferas primitivas, todo muy orientado a nuestro supuesto pasado primate, como tal vez creamos las culpas en rituales que implicaban genocidios, incesto y canibalismo desde esas demencias empezamos a crear nuestra racionalidad, con ello también culpas y patologías, que las heredamos y las seguimos legando.

Sobre estas culpas y patologías, podemos ver muchos traumas del propio Jodorowsky, que los lleva a la palestra como la distancia con su padre, su falta de fe, etc; Ironiza con ellos y los trata de resolver mediante estos juegos mentales (proto-psicomagia). Fando y Lis, y en general la obra del autor, juega mucho con lo personal, con lo autobiográfico, cómo estos seres inocentes son corrompidos por su propia herencia. Cómo, también, su destrucción, producto a su amor y odio de ellos mismos, de esa libertad que no la ven, porque no se puede catalogar. Ese juego de  dioses disminuidos, esos cómicos enanos que representan nuestra terrenalidad, nuestro apego a lo tangible y temor al mar donde navega ese barquito borracho llamado realidad.

De alguna forma, en el cine de Jodorowsky. siempre busca crear imágenes, que pueden estar presentes en nuestro subconsciente ancestral, ese juego de surrealismo de alguna forma es buscar o desarmar hasta llegar a las orillas del umbral donde empieza la racionalidad. Culpa al ritual origen de la evolución racional como si fuera responsable de los traumas del hombre, ese despertar de los muertos, esa obsesión por la inmortalidad terrenal, eso siempre se siente presente gracias a esos tambores primitivos, a esos tambores como latidos, a esos tambores monótonos y a todos esos ruidos cíclicos que están presentes en la película, que dan una sensación del despertar vengativo de lo ancestral, ese monstro que te quiere desmembrar para llevarte a una nueva dimensión.

Fando Y Lis es una película eléctrica, tormentosa, que te despierta ese lado que te apacigua la realidad, esa realidad que tanto comprime a la carne y al pecho, esa realidad que obliga al hombre a usar sus genitales como revolver que lo subyuga en una guerra sin cambios. Disfruten el viaje y despierten.

 

Vittorio Farfán

Comparte:
Facebook Twitter Tumblr Email

Acciones

Informacion

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>




Social links powered by Ecreative Internet Marketing