Cine Club Universitario y Centro de Estudiantes de la Comunicación conmemoran el Día del Cine Chileno

27 11 2012

Será el estreno exclusivo en alta definición del documental Marker 72, dirigido por Miguel Angel Vidaurre, que recrea el paso por el Chile de la Unidad Popular del recientemente fallecido cineasta francés Chris Marker.

La madrugada del 29 de noviembre de 1974, el camarógrafo Jorge Müller Silva y su pareja, la actriz Carmen Bueno Cifuentes, fueron detenidos por la DINA, luego de asistir al estreno de la película A la sombra del sol, dirigida por Pablo Perelman y Silvio Caiozzi, en la que ambos habían trabajado. Luego de esa noche, nadie más supo de ellos. Hoy conocemos que los trasladaron a Villa Grimaldi, donde fueron brutalmente torturados y asesinados.

Esa es la historia que da lugar a la celebración anual del Día del Cine Chileno, una fecha en la que se recuerda a dos participantes activos de la fecunda filmografía nacional de los ‘60 y ‘70. Dicha conmemoración comenzó a efectuarse en la década de los 1980, por sus familiares, amigos y compañeros, y ha sido retomada por la Cineteca de la Universidad de Chile. Esta vez el Cine Club, con apoyo de la Cineteca de la misma casa de estudios, y en alianza con el Centro de Estudiantes de la Comunicación (CECo), hace la invitación a todo el público a conmemorar el día del Cine Chileno, en el marco de su verdadero sentido.

En esta ocasión, se proyectará la película Marker 72, del director chileno Miguel Angel VIdaurre. El film, de 78 minutos de duración, es un documental que intenta clarificar el misterio en torno a la figura del cineasta francés Chris Marker, fallecido en julio de este año, en particular su paso por Chile. Sobre la vida de Marker sobran las especulaciones, pero es un hecho que visitó nuestro país durante el gobierno de Salvador Allende. Aquí, se reunió con algunos cineastas chilenos, incluyendo integrantes del Cine Experimental de la Universidad de Chile. Ese singular viaje constituye la trama del documental.

El destacado documental La Batalla de Chile fue rodado en parte gracias a la contribución de Chris Marker, quien le envió a Patricio Guzmán cintas vírgenes de 16mm para el rodaje de los históricos acontemientos. El hombre detrás de la cámara en estos históricos acontecimientos era Jorge Müller.

La función y el posterior conversatorio se llevarán a cabo este jueves 29 de noviembre a las 18.30 hrs precisamente en la sala que lleva el nombre del camarógrafo Jorge Müller, en el Campus Juan Gómez Millas de la Universidad de Chile, a pasos de la esquina de Macul con Grecia y de la Plaza Ñuñoa. La invitación es abierta a todo público y la entrada es liberada.

 

 



La poesía en el Maule

15 11 2012

Más allá de las conocidas reyertas entre los grandes escritores, existe una dimensión determinante en la poesía chilena, muchas veces vuelta fetiche pero pocas investigada. Es la influencia de la geografía regional en la literatura, en particular, en la poesía. Se habla bastante de los valles mistralianos de Coquimbo, de la poesía lárica de Teillier en La Frontera, de la infancia temucana y ferroviaria de Neruda. Pero tan olvidadas para la historia oficial como el mismísimo Pablo de Rokha son las provincias centrales del Maule, que alimentaron siempre su telúrica poesía. Igualmente marginada, la capital regional, Talca, en cuyo Liceo de Hombres surgió el movimiento surrealista La Mandrágora, de la mano de Enrique Gómez Correa, Braulio Arenas y Teófilo Cid.

Estos dos documentales de Eduardo Bravo que presentamos, coinciden en la necesidad de devolverle a la provincia su importancia en la poesía chilena: en la obra rokhiana, por una parte, y en la corta vida de un embrionario surrealismo criollo, por otra. Para ello, ambas se valen mayoritariamente de entrevistas a críticos, investigadores y familiares, que van armando las historias de manera fragmentaria, junto a algunos ejercicios interesantes donde la cámara busca una subjetividad poética y donde la música juega a favor otro tanto, sin grandes ambiciones.

Las lecturas de algunos versos del “Canto del macho anciano” y de la “Epopeya de las bebidas y comidas de Chile” en la profunda y polvorienta voz de Pablo de Rokha, hacen emerger las contradicciones que su figura ha alcanzado en la actualidad: el mito de un padre violento, que tenía enemigos en cada esquina. Sus amigos y su hija Lucó lo recuerdan con ternura y melancolía, pero siempre con la talla enorme del “hombre que rompe su época / y arrasándola le da categoría y régimen / pero queda hecho pedazos y a la expectativa”, como él mismo escribió, y que de todos modos, descubren la falsa veneración, los miserables elogios póstumos que rallan en lo patético, como el hecho de que su escultura en Licantén esté hecha de madera. Una Rokha de madera.

Destacable resulta la presencia de Gonzalo Rojas en ambas piezas. Sin embargo, no son éstas apariciones afortunadas, puesto que el poeta a quien se le asocia en su primera etapa con el surrealismo pero que rápidamente viró hacia un simbolismo de alto podio, considera que el legado de Pablo de Rokha en la actualidad es muy valorado, que los jóvenes le conocen y le admiran, cuestión que contrasta ferozmente con todos los otros testimonios, quienes reconocen que ha habido una revaloración de su obra, pero que aún es muy marginal y siempre a la sombra de los tres mayores. Asimismo, Rojas, frente a un vaso de vino que nunca merma, señala con un tono eurocéntrico y muy despreciativo, que el surrealismo de La Mandrágora era servil y cosa de niños, que el Piduco ni el Mapocho pueden asimilarse al Sena, donde realmente el surrealismo removía las estructuras del arte convencional.

Lo cierto es que La Mandrágora marcó un hito, sobre todo en la muy conservadora y clerical ciudad de Talca, fundamental también en la obra de Pablo de Rokha, porque constituye un punto de encuentro entre el campo salvaje y la modernidad citadina, como pensaba despectivamente Domingo Faustino Sarmiento: entre la civilización y la barbarie.



Talca, poesía y surrealismo en 2do Festival de Cine Regional Chileno

10 11 2012

La siguiente función de Cine Club de la Universidad de Chile es el día miércoles 14 de noviembre,  a las 19 horas donde se proyectarán dos documentales de la autoría de Eduardo Bravo Pezoa,  periodista UNAB, actual editor de contenidos de la Universidad de Talca; académico de la escuela de Comunicaciones UST; ex jefe de prensa de Diario El Centro.

Las películas que se mostrarán son dos documentales,  el primero, un homenaje al poeta nacional Pablo de Rokha, se llama “Rokha, el forjador de mitos” (2003, 27 min) y el segundo, un  recorrido histórico a los poetas y escritores de Talca de fines de los años 30′ donde en 1938 especificamente se crea el primer movimiento surrealista chileno llamado la mandrágora. Este documental se llama “La Mandrágora, el surrealismo chileno nace en Talca” (2009)

Rokha, el forjador de mitos (2003, 27 min)
Sinopsis: Pablo de Rokha nació en Licantén en 1898 y no ha muerto. Este documental ofrece opiniones de poetas y contertulios que articulan un viaje testimonial y geográfico con imágenes vivas y celebraciones en torno al amigo piedra.

La Mandrágora, el surrealismo chileno nace en Talca (2009)
Sinopsis: Un recorrido histórico desde el Chile de 1938 donde Braulio Arenas junto a otros poetas  fundan el movimiento surrealista “Mandrágora” y como persiste en la ciudad de Talca la herencia poesía que surgió dejó el siglo pasado.

 

MIÉRCOLES14 de NOVIEMBRE, 19:00 hrs

ENTRADA LIBERADA

AUDITORIO JORGE MÜLLER, Instituto de la Comunicación e Imagen

A pasos de Macul con Grecia / Ñuñoa



Crear en viaje. La música de Pascuala Ilabaca

8 11 2012

Por Camila Pruzzo

Equipo Cine Club

El caminante no riega las flores”, cuenta Pascuala Ilabaca, que su hermana dijo alguna vez. El visitante no se detiene, observa hacia arriba, hacia los costados, mira los edificios históricos, lo que se vuelve evidente desde las alturas de los ascensores de Valparaíso, lo que para el caminante del cerro es sólo el borroso paisaje del plan, lo que se camina día a día hacia el Mercado, la Universidad, las compras y los pagos, o simplemente antes de un encuentro con algún amigo.

Las casitas de los cerros, coloridas, re-construidas constantemente, mironas, guardan los secretos y las sonrisas de las mujeres que viven en el Valparaíso que no es turístico, del que día a día viven la contradicción en la calma del horizonte y el clima marino. La música y las artes, florecen en el puerto llenando las escaleras de imágenes y sonidos propios, como si se tratara de la flora y fauna del lugar.

El documental de Alejandra Fritis, representa esta idea del cine regional desde dos visiones que se complementan; primero, desde el seguimiento de un personaje multi-cultural (Pascuala Ilabaca) que ha vivido la historia de la música ligada a la cultura de oriente y a la chilena, trabajando con fusiones en el canto y la composición, y que a su corta edad ha recorrido y habitado pequeños centros urbanos, encontrándose hoy con su ciudad porteña. Y por otro lado, el retrato del puerto, la historia íntima de una región a través de las manifestaciones artísticas que nacen en ella, aquella madre que cría y entrega a sus hijos a una nueva vida.

Este rescate a la memoria regional, del constante resguardo de lo irrepetible, es lo que impulsa muchas veces a la cinematografía de provincia para gestarse y así fundar nuevos puntos de creación fuera del alcance de la Capital. Una capital que enmarca las necesidades tanto estéticas (la importancia del punto de vista, desde dónde y hacia dónde se ubica la mirada) como económicas, en términos de condiciones de producción, que determinan finalmente el lenguaje con el que se construye el cine de regiones.

Recolectores de la historia local que está siendo tapada por el cemento y la reconstrucción, manejada por las inmobiliarias y las políticas de Gobierno tras el terremoto del 2010. Es el momento para hacernos parte del rescate a nuestra historia, constituida por 13 regiones más, por la multiplicidad de testimonios y miradas, por la necesidad de resguardar en la memoria lo que sin duda está destinado, por el progreso, a desaparecer.



2do Festival de Cine Regional Chileno empieza el 7 de Noviembre

3 11 2012

A  partir del 7 de Noviembre se inicia el 2do Festival de Cine Regional Chileno, marcando presencia importante en este encuentro la localidad de Talca, asimismo Valparaíso y Punta Arenas  traen piezas audiovisuales de sus respectivas zonas. La invitación es asistir a este evento que se llevará a cabo todos los miércoles del mes de Noviembre en el Auditorio Jorge Müller del Instituto de la Comunicación e Imagen, Campus Juan Gómez Millas a las 19:00 horas

La película que se proyectará en primera instancia es “Tierra de Sonidos, Pascuala Ilabaca” (2011, 52 min)”, realizado por Alejandra Fritis. Un documental sobre la talentosa música y compositora chilena, Pascuala Ilabaca y como su obra está marcada por las localidades donde se mueve, incorporando mucho de la cultura indígena, pero a su vez mezclado con la experiencia que la artista ha encontrado en sus viajes, como la influencia india y gitana. Este pieza abre el 2do Festival de Cine Regional Chileno el 7 de noviembre

El día 14 de Noviembre es el turno de Talca. Eduardo Bravo es periodista de la UNAB, acádemico en la escuela Relaciones Públicas de la UST y jefe de informaciones del diario “El Centro”, jefe de prensa de la Universidad de Talca y director de las obras audiovisuales que se proyectarán ese día.

La jornada será de exhibición doble: “Rokha, el forjador de mitos” (2003, 27 min) que corresponde a un documental que reúne opiniones y testimonios de  poetas y conocidos de Pablo de Rokha, haciendo un recorrido por distintas geografías y celebraciones que significan al amigo piedra. Y “La Mandrágora, el surrealismo chileno nace en Talca” (2009) un documental sobre el Grupo La Mandrágora, creado en 1938 por poeta surrealistas de la época: Braulio Arenas, Teófilo Cid, Enrique Gómez Correa, entre otros.

El 21 de Noviembre se exhibe un corto documental llamado “Un 18 en Chuquicamata”(1947, 7 min) de Pablo Petrowitsch, además de la muestra contemporánea “La última Raíz”(2012, 45 min) un documental acerca del incendio en las Torres del Paine. Digido por jóvenes del Aula Factoria Patagonia y co-producido por Audiovisuales sin Fronteras.

Cercano a la etapa final del 2do Festival de Cine Regional Chileno se proyectará el día 28 de noviembre el primer largometraje ficcionado de Theo Court: Ocaso (2010, 90 min, Talca) Una obra que muestra a Rafael, un mayordomo que con el paso del tiempo sigue desempeñando las mismas tareas de siempre, aunque con mayor lentitud. Su reemplazo y su porvenir más anciano parecen un hecho. El ocaso aparece mucho antes del final del filme, por eso el personaje tendrá que tomar decisiones que marquen el final de un ciclo.

No olvides asistir al Cine Club de la Universidad de Chile.

CINE DE CALIDAD, GRATUITO Y ABIERTO A LA COMUNIDAD







Social links powered by Ecreative Internet Marketing