Descentralizando el cine chileno

10 11 2011

Por Tomás Gerlach
Equipo Cineclub

Santiago no es Chile, una frase cliché y refregada por todas partes. Supuestamente se sabe y se practica, pero hay que tener dos dedos en la frente para darse cuenta que la realidad no es así. Esta muestra intenta dar cuenta que Chile es mucho más que su capital, y que el cine ha sabido cruzar las fronteras de la centralización.

Tres películas en donde las regiones son protagonistas, y sus parajes y personajes nos hablan de una cultura bastante más amplia de la que los tercos y sesgados santiaguinos tenemos. Bajo el contexto del festival organizado por el Cineclub, podremos disfrutar de tres obras que se pronuncian y agitan las banderas a favor de un cine más cultural que indaga sitios que aún falta bastante por explorar.

“Un solo color” se realizó bajo el contexto de unos talleres de cine realizados por campesinos de Cautín y la Universidad de Chile previo al gobierno de la Unidad Popular. Presenta imágenes de pobladores mapuches y campesinos reunidos en manifestaciones que hacen sentir sus descontentos. “Hay que recoger el palo y luchar juntos” es una de las frases que se promueven en este cortometraje restaurado por la Cineteca Universidad de Chile este año, en un esfuerzo que no necesita mayores explicaciones, simplemente hay que sentarse y ver esta obra con ojos críticos ante un gran documento.

“Nube de Lluvia” es un documental de Patricia Mora realizado en la década de los 80 que se reestrena en el Cineclub sin dejar de abrir bastantes cuestionamientos sobre la memoria que tiene el cine chileno con su mismo cine. Este documental, que habla de la vertiginosa llegada del progreso en desmedro de la pérdida de tradiciones ancestrales de la cultura aymara, deja relucir un buen relato sobre una cultura decaída desde la gran fotografía del maestro Héctor Ríos, y el muy buen manejo del tema por parte de su directora. Una película perdida que debiera pertenecer a los estatutos educativos y pasarla en clases de historia en todos los establecimientos educacionales.

Y por último “El Duelo”, una sencilla película basada en un cuento de Edesio Alvarado, narra la historia de unos compadres, que gracias a circunstancias manejadas por la superstición y de un agreste y precario medio ambiente, van perdiendo su amistad con el pasar del tiempo. Chiloé continental se disfraza de escenario en esta historia, y se dispone a relatar un cuento lleno de personajes pintorescos y típicos de nuestro sur.

El Festival de Cine Regional del Cineclub de la Universidad de Chile, se enorgullece en presentar en su primera jornada, estas tres obras que hablan de un Chile distinto que no se ve en las noticias ni en los programas de televisión. Un cine que difícilmente se podrá encontrar un fin de semana cualquiera en los Hoyts ni en los Cinemark, y que no es protagonizado ni por Levi ni Vicuña. Un cine sincero, redescubierto y descentralizado.

Comparte:
Facebook Twitter Tumblr Email

Acciones

Informacion

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>




Social links powered by Ecreative Internet Marketing