Exhibiciones especiales por la Semana del Cine Chileno, recordando a Jorge Müller y Carmen Bueno

27 11 2011

El día 29 de Noviembre se conmemoran las detenciones del camarógrafo Jorge Müller Silva y su pareja, la actriz Carmen Bueno Cifuentes, arrestados por miembros de la DINA, torturados y hechos desaparecer, sin que podamos conocer hasta el día hoy dónde se encuentran sus cuerpos. Se sabe que fueron llevados a Villa Grimaldi, recinto de tortura ubicado en la comuna de Peñalolén, y luego trasladados a diversos lugares, donde se perdió completamente su rastro.

Durante la dictadura, sus compañeros cineastas, actores, técnicos y guionistas, mantuvieron el recuerdo de Jorge y Carmen, haciendo cada 29 de Noviembre una reunión frente a la Biblioteca Nacional, para exigir saber el paradero de sus colegas. En esas actividades se formó el compromiso de establecer esa fecha como el Día del Cine Chileno.

En la transición a la democracia, el gremio audiovisual siguió conmemorando el día, con las administraciones culturales de los gobiernos de la Concertación. Pero con el tiempo, esta fecha fue perdiendo su espíritu de resistencia, y se transformó en una celebración junto a las grandes cadenas cinematográficas de nuestro país. La oferta comercial del “cine a luca” se impuso sobre la memoria de Jorge Müller y Carmen Bueno, y nadie siguió reclamando sus cuerpos, ni denunciando su desaparición.

Luego de su refundación, la Cineteca de la Universidad de Chile lleva tres años conmemorando este día con su sentido original, pero no como un evento trágico, sino como un encuentro de memoria activa, con exhibiciones y otras actividades. Es una reunión en la que recordamos a quienes fueron asesinados por hacer cine en concordancia con las condiciones sociales. Nos enseñaron a su vez el valor moral, documental e histórico que tiene el cine para nuestras generaciones. Ese día el cine se volvió más grande que la vida misma.

Este año, el Cine Club de la Universidad de Chile y la Cineteca de esta misma casa de estudios, junto al Centro de Estudiantes de la Comunicación y el Colectivo Jorge Müller, y con el apoyo de la Carrera de Cine y TV de la casa de Bello, celebraremos la Semana del Cine Chileno, con la proyección de tres películas que valorizan la producción nacional desde una mirada crítica, y nos plantean las preguntas necesarias para poder mirar desde la cinematografía a la sociedad que conformamos.

PROGRAMACIÓN

Martes 29 de Noviembre: Exposición fotográfica de Colectivo Jorge Müller
“DULCE PATRIA” (1984, 58 min) Dir: Andrés Racz

Tráiler del documental Colectivo Jorge Müller + Exposición de 24 fotografías del mismo grupo. Proyección del Documental “Dulce Patria” (Andrés Racz, 1984). Realizado en años duros y decisivos de la lucha democrática contra el régimen de Augusto Pinochet, es el primer film en que un grupo de cineastas chilenos, a cara descubierta y con nombre y apellido, intentan dar cuenta de manera global de la situación chilena de esos días. El film refleja la visión y el testimonio personal de su realizador sobre su país en esos instantes.

Miércoles 30 de Noviembre: Festival de Cine Regional Chileno en Cine Club
“GENTE MALA DEL NORTE” (2011, 95 min) Dir: Patricio Riquelme

Proyección de la película “Gente Mala del Norte” (Patricio Riquelme, 2011). Este es el estreno en Santiago de la cinta realizada en Punta Arenas, y que participa dentro del Primer Festival Regional de Cine Chileno, organizado por la Cineteca de la Universidad de Chile, donde el voto del público decidirá la película ganadora. “Gente mala del norte” está ambientada en 1923 y trata la historia de un fotógrafo irlandés que descubre poco a poco que los inculpados en un sangriento crimen, son inocentes y víctimas de la intolerancia y la conveniencia política local. Con interpretaciones de Luis Alarcón, Juan Falcón y Giovanni Falchetti, entre otros.

Jueves 1 de Diciembre
Estreno de “EFECTOS ESPECIALES” (2011, 85 min)

Proyección de la película “Efectos especiales” (Bernardo Quesney, 2011). Comedia que trata sobre un egocéntrico director joven que contrata a dos actrices para realizar una película en el campo. Poco a poco, las actrices se darán cuenta de la inexperiencia de este director y todo terminara en un violento caos. Con interpretaciones de Bernardo Quesney, Paola Lattus y Fernanda Toledo.


Las exhibiciones serán a las 18:30 en la Sala Jorge Müller
Instituto de la Comunicación e Imagen (nivel -1) Campus Juan Gómez Millas
A pasos de la Plaza Ñuñoa y la esquina de Macul con Grecia
ENTRADA LIBERADA



Un viaje hacia historias diferentes

23 11 2011

Por Camila Pruzzo
Equipo Cineclub

Muchas veces afirmamos que la experiencia de ver películas es básicamente la realización de un viaje. Un viaje personal hacia un mundo que se ha construido en el lenguaje cinematográfico, un viaje hacia la inconsciencia del cuerpo y el contrato con la historia que se desarrollará, que con el compromiso de no decirnos la verdad sino aquella que se crea en la película, nos dispondrá de algún modo para reaccionar en memoria de lo acontecido en la pantalla, relacionando el presente en que nos encontramos con lo vivido luego de este viaje.

Si hacemos el ejercicio, muchos de los relatos y mitos tienen en su haber la visita de un extranjero, un personaje foráneo que llega para desordenar la vida de los habitantes de alguna pequeña región (porque claramente en las ciudades el provinciano pareciese corromperse, perdiéndose entre la masa gris que transita las avenidas y autopistas). El mito también es fundado como la justificación de una muerte, de donde deviene la idea del viaje no sólo como la trayectoria de un personaje a través de salvajes poblados, sino como la transformación de su carácter a partir del fallecimiento, el viaje espiritual. El viaje devela la construcción de la pequeña historia, aquella cuyo centro es lo cotidiano, cambiando con su presencia el valor que el paisaje tenía antes de su llegada o bien los acontecimientos tras la partida de un habitante del pueblo.

Así, el cine ha contribuido en la creación de un imaginario colectivo donde las provincias serían algo así como la cuna del “realismo mágico criollo”, en donde la región se instala como el centro de las fábulas y los mitos fundacionales, lejos del olvido y la urbe del Gran Santiago. Realismo mágico que por cierto, comienza a fundirse (y a veces a deshacerse) con la llegada del progreso y los cambios políticos en las regiones, en la construcción de lugares de paso, o los llamados no lugares, como las paradas de buses, estaciones de trenes, mercados, caminos, en fin, aquellos espacios creados para ser transitados sin otro objeto. El viaje de un poblado entero a través de los años y su progreso tecnológico.

De esta manera he querido referirme a los dos trabajos de los que usted será testigo; Queso Pimentón de Fernando Lavanderos, como la contemplación de un breve instante (pero decisivo) en la vida de dos personajes, quienes habitan un lugar que no debería ser habitado, sino transitado. Y El Tesoro del Cráneo de Raúl Peralta Mortis, donde la historia está definida por el paso del tiempo, la entrada y salida de personajes dentro del relato, el mito y la muerte como hecho fundacional, cambiando el rumbo de la que podría haber sido otra historia, otras vidas, simplemente un viaje con un destino totalmente diferente.



Tercera jornada del Festival de Cine Regional: Cortometraje de Talca “Queso pimentón” y “El tesoro del cráneo”, primera película comunitaria de Chile

20 11 2011

En la tercera jornada del Primer Festival de Cine Regional Chileno organizado por la Cineteca de la Universidad de Chile y como parte de la programación del Cineclub Universitario, tenemos el agrado de presentar dos películas muy significativas de la muestra. Se trata del estreno en Santiago de “El Tesoro del cráneo”, primera película ciudadana realizada en nuestro país, en la que participó toda la comunidad de Hijuelas; además del cortometraje rodado en Talca “Queso Pimentón” y estrenado en el Festival de Valdivia 2010.

QUESO PIMENTÓN (2010, 8 min)

Dir: Fernando Lavanderos. Talca, región del Maule

Sinopsis: Un hombre llega en tren a Talca buscando a su novia. Ella no está, así que decide esperarla en el andén. Mientras llega, se dedica a comer unos sándwiches de queso con pimentón que le prepara la joven del quiosco de la estación. Ella intenta saber qué historia oculta este personaje obsesionado con el queso-pimentón.

EL TESORO DEL CRÁNEO (2011, 108 min)
Dir: Raúl Peralta Moris. Hijuelas, región de Valparaíso
ESTRENO EN SANTIAGO

Sinopsis: En los alrededores de Hijuelas, existía un terrateniente descendiente de españoles, amigo de los jesuitas, que ayudó al establecimiento de un convento de esa orden en el lugar, premiándolo con el secreto de un tesoro, una reliquia, un cráneo mágico poseedor de la obtención de riquezas materiales y espirituales. Marcial, hijo del terrateniente heredero del secreto, traspasa la reliquia a su hija Mariana, quien sin saberlo se ve involucrada en una trama de vida y muerte. Se entera del secreto por medio de la viuda del Palma. Mariana envía a su peón Héctor para que recupere el cráneo perdido y se lo entregue a los jesuitas, se le aparecen tres monjes que le advierten del peligro, pero un vecino, Juvenal, sabe del cráneo, interceptan a Mariana y se lo roban.

Puedes ver “El tesoro del cráneo” en línea aquí

MIÉRCOLES 23 de NOVIEMBRE, 18:30 hrs
ENTRADA LIBERADA
SALA JORGE MÜLLER, Instituto de la Comunicación e Imagen
A pasos de la esquina de Macul con Las palmeras



De Patricio González Colville, “La mirada perdida en la niebla”

17 11 2011

Por Kepipui
Equipo Cineclub

Es un tesoro sonoro y visual, un rescate que hace reflexionar…contiene datos de importancia patrimonial…narra una ciudad, habla su gente, susurran sus lugares…todo pasa y desemboca en el puerto de Constitución. Algunas cosas vemos repetidas quizá en la formación de otras ciudades, pero esta historia tiene sus particularidades… sus conexiones… su nostalgia de tiempos pasados… sus recuerdos, imágenes y olvidos, que produciendo ignorancia…dejan atrás el sentido de pertenencia…

“…es un viaje personal”…declara el poeta Bernardo González. Y mis recuerdos del verano pasado aparecen y reescribo lo vivido. Estaba en la orilla del río Maule, despertando, saliendo de mi carpa, ya habían pasado casi 13 días del terremoto. La humedad, sobre las aguas del Maule, nubes cubriendo la visión a la otra rivera…niebla sobre el cause, de entre ella surge un pequeño bote…

Detenidos en González Bastías…el pueblo vacío, un pueblo fantasma pensé, pero ahí están los que se quedaron, nos saludamos, muchas cosas nos quieren decir…lo importante, al leer sus pupilas es su…tristeza…las nuevas generaciones parten en busca de oportunidades. Atrás dejan sus casas de adobe, el almuerzo familiar, el sol de media tarde cruje las ramas de la higuera, las gallinas al grano miran, no dicen adiós, el niño parte.

Estación del tren, el Ramal remueve sus recuerdos de verano. “La infancia alegre, cuando por las vías, tres, siete, diez, el primo, la tía, la vecina, el perro Boby, los canastos…cruzaban el puente banco de arena, sintiendo ya la brisa marina arrastrada por los faluchos, el gran balneario los esperaba…” Pero,…él se va a un lejano caudal sin agua, se hunde en la corriente de la metrópolis…la juventud parte….se marcha, olvida sus raíces,

y ¿qué hace un árbol sin raíces?

Yo creía en la inmortalidad, en la extensión de la vida,

quizá hoy la estoy recuperando, pero…

Luego de que la naturaleza se expresara en un grito sonoro,

bailando su angustia, declarando que está viva junto a nosotros,

recordándonos los orígenes de cada parte de nuestro cuerpo terreno

…hecho de barro, hecho de agua, que corre por las venas,

de hojas que cubren y moldean nuestra piel…

surcos arados forman nuestros pensamientos, fertilizan nuestras raíces,

ese es el don de la tierra,

que aprende día tras día el hombre de campo, de montaña, de río y de mar…

De esos valles apretados y amplios a la vez,

de las verdes parras, es de ahí, de la vid, donde la tenacidad del pobre,

que contra todo no abandona la tierra, su riqueza,

que es fruto de sudor en frente.

De esa tierra venimos tú, él, todos…

Nostálgicos remamos río abajo, para descubrir en sus riveras lo que no esperábamos.

…hoy falsas plantaciones de arboles foráneos vienen como plaga a cubrir las tierras, produciendo na ma’ que plata pal’ rico.

Un extraño, un simple afuerino invasor, que na’ sabe de pala y arado, de semilla y riego, de cariño y pan, de un sincero amor por la tierra,…

…sabe nada.



Estreno en alta definición de “La mirada perdida en la niebla”, documental maulino sobre la ciudad de Constitución

12 11 2011

En la segunda jornada del 1er FESTIVAL DE CINE REGIONAL CHILENO, presentamos un estreno exclusivo del primer largometraje del Maule rodado en alta definición: “La mirada perdida en la niebla”, un documental que se pregunta por el valor del patrimonio y la memoria, ante la futilidad de lo moderno, que se impone prorrogando la historia al olvido.

“LA MIRADA PERDIDA EN LA NIEBLA” Dir: Patricio González Colville
(120 minutos, 2011, Talca) Estreno en Alta Definición

Sinopsis: Estreno exclusivo en alta definición de un documental que narra en un viaje poético la historia de una ciudad que ya no existe: Constitución. Filmado antes del terremoto de 2010, la película documentó lugares patrimoniales y testimonios de una ciudad que fue arrasada por el maremoto, siendo el único vestigio vivo de Constitución, y recopilando filmaciones caseras en 8mm de las décadas de esplendor del balneario.

Les recordamos, además, que esta muestra tiene carácter de Festival gracias al público. Los asistentes reciben al comienzo de la función una papeleta en la que evalúan la película a exhibir, y a partir de esos votos, se reconocerá al final del Festival a la mejor película según el público.

MIÉRCOLES 16 de NOVIEMBRE, 18:30 hrs
ENTRADA LIBERADA
SALA JORGE MÜLLER, Instituto de la Comunicación e Imagen
A pasos de la esquina de Macul con Las palmeras



Descentralizando el cine chileno

10 11 2011

Por Tomás Gerlach
Equipo Cineclub

Santiago no es Chile, una frase cliché y refregada por todas partes. Supuestamente se sabe y se practica, pero hay que tener dos dedos en la frente para darse cuenta que la realidad no es así. Esta muestra intenta dar cuenta que Chile es mucho más que su capital, y que el cine ha sabido cruzar las fronteras de la centralización.

Tres películas en donde las regiones son protagonistas, y sus parajes y personajes nos hablan de una cultura bastante más amplia de la que los tercos y sesgados santiaguinos tenemos. Bajo el contexto del festival organizado por el Cineclub, podremos disfrutar de tres obras que se pronuncian y agitan las banderas a favor de un cine más cultural que indaga sitios que aún falta bastante por explorar.

“Un solo color” se realizó bajo el contexto de unos talleres de cine realizados por campesinos de Cautín y la Universidad de Chile previo al gobierno de la Unidad Popular. Presenta imágenes de pobladores mapuches y campesinos reunidos en manifestaciones que hacen sentir sus descontentos. “Hay que recoger el palo y luchar juntos” es una de las frases que se promueven en este cortometraje restaurado por la Cineteca Universidad de Chile este año, en un esfuerzo que no necesita mayores explicaciones, simplemente hay que sentarse y ver esta obra con ojos críticos ante un gran documento.

“Nube de Lluvia” es un documental de Patricia Mora realizado en la década de los 80 que se reestrena en el Cineclub sin dejar de abrir bastantes cuestionamientos sobre la memoria que tiene el cine chileno con su mismo cine. Este documental, que habla de la vertiginosa llegada del progreso en desmedro de la pérdida de tradiciones ancestrales de la cultura aymara, deja relucir un buen relato sobre una cultura decaída desde la gran fotografía del maestro Héctor Ríos, y el muy buen manejo del tema por parte de su directora. Una película perdida que debiera pertenecer a los estatutos educativos y pasarla en clases de historia en todos los establecimientos educacionales.

Y por último “El Duelo”, una sencilla película basada en un cuento de Edesio Alvarado, narra la historia de unos compadres, que gracias a circunstancias manejadas por la superstición y de un agreste y precario medio ambiente, van perdiendo su amistad con el pasar del tiempo. Chiloé continental se disfraza de escenario en esta historia, y se dispone a relatar un cuento lleno de personajes pintorescos y típicos de nuestro sur.

El Festival de Cine Regional del Cineclub de la Universidad de Chile, se enorgullece en presentar en su primera jornada, estas tres obras que hablan de un Chile distinto que no se ve en las noticias ni en los programas de televisión. Un cine que difícilmente se podrá encontrar un fin de semana cualquiera en los Hoyts ni en los Cinemark, y que no es protagonizado ni por Levi ni Vicuña. Un cine sincero, redescubierto y descentralizado.



1era Jornada del Festival de Cine Regional en el Cineclub de la Universidad de Chile

6 11 2011

Tres películas abren el Primer Festival de Cine Regional, que organizan la Cineteca de la Universidad de Chile y el Cineclub Universitario. Un cortometraje de 1970 restaurado por la Cineteca, un documental sobre el los problemas de sequía en el norte chileno y la cosmovisión aymara, y la adaptación de un cuento de Edesio Alvarado sobre campesinos de Calbuco.

Este primer Festival mostrará largos y cortometrajes, documentales, obras de ficción, óperas primas y verdaderas joyas del cine que se realiza fuera de la capital. Al final de cada función se realizará una competencia por medio de votos de los asistentes, quienes podrán elegir sus películas favoritas, otorgando finalmente un premio del público al film más popular.

JORNADA INAUGURAL

“UN SOLO COLOR”, Colectivo Campesinos de Cautín
(5 minutos, 1970, Cautín) PELÍCULA RESTAURADA

Sinopsis: Una joya del cine documental chileno que no aparece en libros de historia, “Un solo color” es un film realizado por los talleres de cine de la Universidad de Chile en conjunto con campesinos de la región de Cautín, y que busca dotar a los mismos campesinos de herramientas para que filmen sus propias películas sobre sus tradiciones e historias. Restaurado en 2011 por la Cineteca de la Universidad de Chile, este hallazgo cuenta con imágenes de mapuches, obreros y campesinos de la región, así como filmaciones de época del Laja y movilizaciones previas al gobierno de la Unidad Popular.

“NUBE DE LLUVIA”, Patricia Mora
(45 minutos, 1990, Iquique) REESTRENO

Sinopsis: Nube de lluvia se filma a fines de los años ochenta, y cuenta con un equipo integrado por el fotógrafo Héctor Ríos (“El Chacal de Nahueltoro”, “La Frontera”) y el montaje de Álvaro Ramirez (“La Luna en el Espejo”, “Brigada Ramona Parra”). Retrata la cosmovisión aymara haciendo un paralelo con el progreso y la paulatina desaparición de las raíces ancestrales.

“EL DUELO”, Christián Maldonado
(40 minutos, 2004, Calbuco) REESTRENO

Sinopsis: Basado en un cuento de Edesio Alvarado, “El Duelo” narra la historia de dos campesinos de Calbuco, amistad que se va deteriorando con el curso de los acontecimientos. Esta es la ópera prima de Maldonado, quien antes había trabajado como guionista de Jorge Olguín.

MIÉRCOLES 9 de NOVIEMBRE, 18:30 hrs
ENTRADA LIBERADA
SALA JORGE MÜLLER, Instituto de la Comunicación e Imagen
A pasos de la esquina de Macul con Las palmeras






Social links powered by Ecreative Internet Marketing