No es otra película de adolescentes

11 08 2011

Por Felipe Garrido G.
Equipo Cineclub

“Acné” (2008) es el primer largometraje de Federico Veiroj, cineasta uruguayo que ya había colaborado anteriormente con Pablo Stoll y Juan Pablo Rebella en “25 watts” (2001) y “Whisky” (2004).

La película cuenta la historia de Rafael Bregman, un niño de 13 años, que está experimentando el inicio de su sexualidad, a la vez que intenta conseguir su primer beso.

“Acné” no es cualquier película de adolescentes, ya que logra retratar este instante de la vida de los seres humanos de una manera que no estamos acostumbrados a ver en el cine. Sí, la película tiene todos esos momentos chistosos que provocan las acciones torpes de nuestros pueriles personajes y que constituyen el combustible que mueve historias como “American pie” (1999) o “Promedio rojo” (2004), pero también se preocupa de tocar otras dimensiones de ellos, enfrentando con seriedad sus frustraciones, su inestabilidad y especialmente en esta obra, la violencia con la que los niños son inducidos a entrar a la adultez, a sus estructuras y sistemas que les son impuestos por la tradición: esto no lo tiene la comedia de corte hollywoodense y es lo que nos invita a discutir esta pieza cinematográfica.

En un entorno social acomodado, Rafa no tiene carencias materiales, y podríamos decir que lo podría conseguir todo con sólo pedirles algunos billetes a sus padres, he aquí el conflicto central, lo que buscar Rafa es algo que no puede comprar: el amor, que a través de toda la historia escapa siempre de sus manos; el de su familia, el de sus amigos, el de la chica que le gusta en el colegio, el del primer beso de verdad…

Podremos decir que la obra está hecha especialmente para llegar a un espectador muy activo, que sea capaz de ir rellenando en su mente las piezas del puzzle que el director va dejando en el aire, jugando siempre con la sugerencia, a partir del fragmento: la mayor parte del tiempo los hechos más significativos nos son ocultos parcial o totalmente, lo que experimentaremos serán más bien reacciones, momentos de reflexión en los que tendremos oportunidad de cruzar nuestras propias experiencias de adolescencia.

Veiroj trabaja con un mundo naturalista y un tratamiento más bien sencillo de la imagen y el sonido, no hay grandes trucos técnicos y lo importante es retratar la cotidianidad de Rafa. Es precisamente la persistencia en ello, en esa normalidad, en esa sensación de conformismo, en ese acostumbramiento, en lo que se sostiene el enrarecimiento de las atmósferas y el funcionamiento de una tensión en la que se ve involucrado el protagonista que muchas veces se resiste instintivamente a participar de esas imposiciones hereditarias.

“Acné” es un espejo en el que podemos mirar, en parte, el derrumbe de una clase acomodada decadente, muy presente en el nuevo cine latinoamericano; de alguna manera la familia Bregman nos puede recordar a las familias construidas en “La ciénaga” (2001) de Lucrecia Martel, pero esta vez desde el punto de vista de los hijos. Así también, la ópera prima de Veiroj guarda cierta similitud estilística con las piezas anteriores de la productora Control Z Films, responsable de esta cinta y de los primeros largometrajes de la dupla Stoll y Rebella, Rafa pareciera ser la prehistoria del Leche y sus amigos en “25 watts”.

Este film, parte del Ciclo de Cine Contemporáneo Uruguayo del Cineclub de la Universidad de Chile, logra hacer que reflexionemos sobre esta caótica etapa de una manera que aún no hemos podido lograr ver en el cine chileno, difícilmente “Promedio rojo” o “Te amo made in Chile” (2001), sean capaces de involucrar al espectador y hacerlo evocar sus propias experiencias adolescentes, como lo logra Veiroj en “Acné”.

Comparte:
Facebook Twitter Tumblr Email

Acciones

Informacion

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>




Social links powered by Ecreative Internet Marketing