Valparaíso Anarquista y Danza Rebelde

4 05 2011

Por Tomás Gerlach

Equipo Cineclub

Valparaiso anarquista
Este documental indaga sobre los primeros movimientos obrero-anarquistas que se dieron en Chile. La ciudad eje donde comenzaron las inquietudes obreras es Valparaíso, ciudad que en aquella época se torna en el principal puerto del sur del océano Pacífico. Aquel estatus, conlleva directamente a que Valparaíso se transforme en la puerta al desarrollo, en donde los extranjeros, principalmente ingleses y alemanes, se instalan en Chile con grandes casas comerciales.
Esta pequeña introducción histórica, da pie a un proceso de disconformidad y desigualdad en Valparaíso, en donde los obreros, en pos de una mejora de la calidad de vida, comenzaron a movilizarse y a instalar un gran movimiento obrero que contrarreste la explotación de los que mantenían el poder económico. Hay que tener en cuenta que en aquellos años no existía ninguna ley laboral, y por supuesto, no fueron los empresarios los que se mostraron más preocupados porque existiera.
El documental intenta desmarcar al anarquismo con el marxismo y el socialismo, dando a entender que el anarquismo es un movimiento que cuestiona y rechaza a los grandes poderes que manejan las sociedades, y que aquella imagen de caos con la cual se le asocia es una simple caricatura. Y no es de menor importancia lo recién descrito, puesto que es el movimiento anarquista de los trabajadores asociados de Valparaíso, con la gran y emblemática huelga de 1903, el que comienza a instalar en nuestro país una preocupación por los trabajadores a través de la exigencia por una ley laboral que los proteja.
A continuación, una pequeña reseña histórica audiovisual a través de valiosísimas fotografías, entrevistas a personajes que conocen de la historia anarquista y la de Valparaíso, en un documental simple, que actúa con nobleza al intentar reivindicar un movimiento que hoy en día está olvidado y malentendido.

Claudia en el Corazón: “Danza Rebelde”
La historia de Claudia se une a varios combatientes que cayeron en democracia al luchar pos sus ideales. La lucha para ellos se acabo cuando innecesariamente su vida terminó; y nuevamente, gracias a que poseían la dramática inquietud de transformar a la sociedad y llenarla de libertad.
Los mártires son necesarios, dice Sergio Grez, en las confrontaciones ideológicas se necesitan como bandera de lucha. Porque son parte de una idea colectiva que involucra a miles de jóvenes y personas, que no necesitan de un estado controlador, quien a través de sus estructuras autoritarias, malentienda y prodiga el concepto de orden transformándolo en una virtud social.
“Claudia López: vive en nuestros actos, barricadas y corazones” Los mártires tienen familias, son como todos, Claudia era estudiante de danza, y seguramente utilizaba su arte para combatir. Ahora al documental le toca la tarea de difundir, de comunicar una historia que necesita ser contada, y de paso, entregarle al arte un deber de resistencia.
Una vez más somos testigos de la muerte de un joven idealista. ¿Quién muere luchando por sus ideales? Los que no controlan, siempre los mismos.

Comparte:
Facebook Twitter Tumblr Email

Acciones

Informacion

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>




Social links powered by Ecreative Internet Marketing