Cine Club Universitario volverá a exhibir películas de la época de Allende

8 11 2009

Cineclub-UP

La historia cuenta que los propios militares, tras el 11 de Septiembre de 1973, se encargaron de quemar cientos de películas filmadas en el periodo de la Unidad Popular. Noticieros y documentales, largometrajes y cortometrajes,  chilenas o  soviéticas, todas habrían sido hechas desaparecer con el fin de no dejar rastro del gobierno socialista de Salvador Allende, y eliminar todo imaginario existente sobre el periodo.

Corroborar o desmitificar este periodo es el objetivo de la investigación “Cine Chileno en la Unidad Popular, 1970-1973” desarrollada por Luis Horta y Raúl Camargo desde la Cineteca de la Universidad de Chile, entidad que se posiciona en el campo de las investigaciones especializadas sobre cine chileno.

Una primera aproximación ha significado encontrar vaguedades y prejuicios sobre una cinematografía absolutamente olvidada, experiencia que significó unir arte y compromiso social, en un fenómeno que no se ha vuelto a repetir, y que tras la dictadura fue sistemáticamente eliminado de la historia. Hoy no existe una filmografía del periodo, no existen estudios sobre los autores, centros de producción, cadenas de distribución poblacional o un estudio sobre las películas y registros que han logrado sobrevivir.

A partir de este  Miércoles 11 de Noviembre, Cine Club Universitario exhibirá tres largometrajes realizados en el periodo de la Unidad Popular por cineastas emblemáticos del periodo, y que significa exhibir los primeros avances de la investigación bajo el ciclo denominado “Cine Chileno en la Unidad Popular”, al igual que la investigación.

La primera película que se exhibirá será “Nadie dijo Nada” (1971), de Raúl Ruiz, película atípica del periodo pero que con un humor mordaz reflexiona sobre la intelectualidad de aquellos años, y cuenta con las actuaciones de Shenda Román, Nelson Villagra, Jaime Vadell, Luis Alarcón y Waldo Rojas.

La programación exhibirá películas que hoy no tienen distribución comercial, y que no se suelen proyectar en las salas de cine desde esa época, a pesar de su innegable calidad, valor social e histórico.






Social links powered by Ecreative Internet Marketing